Konfirma brinda apoyo para una adecuada operación y administración de créditos de vivienda por las entidades financieras

El Crédito Hipotecario es una alternativa de financiación, mediante la cual las personas pueden adquirir o mejorar su vivienda, ofreciendo a las entidades financieras como garantía una hipoteca sobre el inmueble objeto de financiación. El deudor puede definir el esquema de pago que mejor se acomode a sus necesidades, pudiendo escoger el sistema de amortización, el plazo de financiación y la unidad de desembolso del crédito, teniendo en cuenta que los créditos en pesos corresponden a aquellos que se establecen con tasa fija y que tienen una cuota fija durante el tiempo del crédito, mientras que los créditos en unidades de valor real (UVR), presentan cuotas variables, siguiendo la UVR certificada por el Banco de la República.

En Colombia, tener vivienda propia es una prioridad para la población trabajadora, ello implica no solo contar con un lugar para vivir, tener a donde llegar y eventualmente construir una familia, implica además una forma de incrementar el patrimonio y contar con un respaldo financiero a futuro, para seguir creciendo respaldado por créditos.

La adquisición de un crédito hipotecario, puede representar grandes ventajas pero también grandes responsabilidades para el deudor, por lo que se debe ser muy cauteloso al momento de contraer esta obligación financiera de largo plazo.

El sector inmobiliario, presenta una gran variedad de oportunidades de vivienda y construcción para los próximos años pues sigue destacándose por ser uno de los más activos y que impulsan la economía del país con opciones para seguir creciendo y vendiendo. A esto se suman las apuestas del Gobierno Nacional, que con diferentes programas como  Casa AhorroMi Casa YaArriendo social y los subsidios a la tasa de interés del crédito de vivienda ha logrado el acceso a créditos de vivienda para población de escasos recursos.

Los créditos hipotecarios representan algunas ventajas entre las que se encuentran:

– Los procesos de aprobación son rápidos y efectivos gracias a que son ampliamente conocidos y estandarizados. *De todas maneras los requisitos y procedimientos pueden variar entre una y otra entidad financiera.

– Los deudores pueden invertir el dinero que pagan de arriendo en pagar su propia vivienda.

– Las entidades financieras, ofrecen varias alternativas de pago donde se puede escoger el sistema de amortización y el plazo.

– Los plazos para pagos suelen ser largos, oscilan entre 5 a 30 años, por lo que permiten elegir cómodas cuotas de pago.

– Por disposición legal los deudores deben proteger su inversión, con seguros de Vida e Incendio y Terremoto, por lo que se dispone de respaldo en caso que se presenten estos siniestros.

– Es posible aplicar a un subsidio de vivienda. El crédito puede facilitar el acceso a este beneficio, bien sea un subsidio ofrecido por la caja de compensación familiar o por el Gobierno Nacional o Local, especialmente para viviendas de interés social VIS.

– El crédito hipotecario ayuda a disminuir la base gravable para la retención en la fuente.

Sumado a lo anterior, en nuestro país existen entidades especializadas en el manejo de la normatividad, los trámites y análisis necesarios para la gestión de este tipo de créditos, por tanto ayudan a realizar todos los trámites relacionados de forma ágil, brindando asesoría permanente y con amplios canales y redes de servicio.

Konfirma, brinda apoyo a las entidades financieras a partir de la integración de componentes técnicos, jurídicos y logísticos en la operación de la entrega y administración de estos créditos a partir de actividades como:

  • Acompañamiento y orientación a usuarios en cada etapa del trámite.
  • Consecución de documentos necesarios para el proceso.
  • Análisis jurídico del inmueble propuesto como garantía.
  • Avalúo del inmueble.
  • Concepto jurídico y económico de la garantía propuesta.
  • Formalización: proyección de documentos legales, gestión notarial y de registro.
  • Legalización del desembolso.