A mediados del mes de marzo del presente año, se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá una reunión de directivos de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), en la cual se trató el tema de la digitalización de la banca como estrategia para frenar los casos de corrupción y el lavado de activos en la región.

Felaban es una institución sin fines de lucro, que agrupa, a través de sus respectivas asociaciones en 19 países del continente, a más de 623 bancos y entidades financieras de América Latina. En su más reciente reunión llevada a cabo en Colombia, dio a conocer los alcances de un estudio elaborado por la Secretaría General de la Federación acerca de la reducción del efectivo. De acuerdo con los estudios realizados en la región latinoamericana cerca del 46% de las transacciones realizadas son en proporción líquida, con un factor de crecimiento del 10% anual en promedio para la región.

Algunas de las más importantes ventajas de usar en menor proporción el dinero líquido tienen relación con el control de lavado de activos, la evasión de impuestos y desincentivar actividades ilegales como la corrupción. No obstante el no continuar con el uso de esto recurso, tendría igualmente altas repercusiones, no solo en el cambio de los hábitos comunes de las personas, sino también en materia macroeconómica, e implicaría cambios drásticos en el sector financiero y bancario.

A pesar de las repercusiones que podría traer la eliminación del dinero en efectivo, el aumento de las actividades ilícitas implica de parte de los estados un mayor compromiso en el control de la industria criminal. Es claro que en muchas de las transacciones ilegales que se llevan a cabo se hace uso del dinero líquido, valiéndose del anonimato el cual puede considerarse como un atributo mismo del efectivo; dinero que posteriormente a través del lavado de activos ingresa nuevamente al sistema el económico bajo la fachada de una actividad legal.

En nuestro entorno, casos como el de los sobornos de la firma brasilera Odebrecht, se llevaron a cabo en varios países de latinoamericana, en los cuales valiéndose del pago de cuantiosas sumas de dinero, pretendían el favorecimiento en procesos licitatorios. Pero a pesar de lo sucedido, fueron las declaraciones de algunos involucrados las que originaron las investigaciones en relación con los casos de corrupción, y no la misma justicia, que por cuenta propia accediera a los hechos delictivos, que nuestro país tuvo incidencia hasta en contiendas electorales.

Con la reducción del dinero líquido el marco de actuación para la captación de los recursos derivados de estas actividades ilícitas se reduce, en la medida que estos dineros deban ingresar al sistema financiero y ser objeto de investigación.

La tendencia en el control del lavado de activos ha llevado no solo a los Estados, sino también a las empresas, a tener un mayor control para beneficio de su actividad. Konfirma tiene en su portafolio el servicio de Verificación de Riesgos, Lavado de Activos y Financiamiento al terrorismo, (VR–LA/FT) ofreciendo tranquilidad, seguridad y acompañamiento constante, a personas jurídicas y naturales. Por medio de integración de fuentes de información e incorporación de conocimiento humano especializado puede identificar, verificar y vigilar la existencia de situaciones jurídicas, riesgos reputacionales, de contagio, operacionales y legales que puedan significar un conflicto en la relación a los diversos grupos de interés del cliente.